Joel's Blog

Videojuegos, Linux, Programación, Anime, Música… y uno que otro delirio personal

Oruchuban Ebichu

¿Que pasaría si mezcláramos la irreverencia de South Park con alguna serie de anime? seguramente algo muy similar a Oruchuban Ebichu, un anime cómico, pervertido y completamente absurdo… por algo me ha de gustar tanto 😀

Esta serie de anime está orientada al publico adulto, tiene unos dibujos muy sencillos, animaciones muy básicas e historias que no duran ni 10 minutos, pero en cada episodio abunda la sangre y el sexo, aunque los dibujos más que ser eróticos están hechos para caerse de risa.

Ebichu es un hámster hembra, puede hablar y hacer casi cualquier cosa que un humano normal haría: contestar el teléfono, preparar la comida, lavar la ropa, asear la casa… incluso leer!, pero en la serie esto no tiene ninguna relevancia, es como si todos los hámsters pudieran hacer esas cosas.

Su dueña (nunca se sabe el nombre) es una acomplejada oficinista de 28 años que lo único que tiene en la cabeza es conseguirse un hombre, así que le deja las labores del hogar a la pobre de Ebichu, quién se esmera al máximo por complacer a su ama, pero por su torpeza siempre termina metiendo la pata o cometiendo alguna indiscreción y termina ganándose una buena golpiza.

La dueña de Ebichu tiene un novio, pero no es precisamente un príncipe azul, este sujeto (apodado por Ebichu como: Inútil) es un vividor de primera: jugador, mujeriego y bebedor, solamente está con la dueña de Ebichu por sexo y no es capaz de formalizar una relación, desprecia con fervor a Ebichu, quien siempre se entromete en defensa de su ama.

En algunos episodios (3 para ser precisos) Ebichu se convierte en Ebichuman, un “super héroe” que va al rescate de personas que tengan problemas sexuales, en estos episodios ayuda a una mujer que desea masturbarse, un hombre con disfunción eréctil y un hombre con eyaculación precoz.

La serie es algo vieja ya, se transmitió en Japón en Agosto de 1999 y duró solamente dos meses.

Ah!, y a que no adivinan quienes son los productores de semejante aberración… ni más ni menos que Gainax (los mismos de Evangelion).

Sé que después de haber reseñado semejante barbaridad estarán pensando en qué demonios tengo en la cabeza, pero realmente la serie no es tan depravada como parece, es como contar chistes rojos… chistes de pepito, o cosas por el estilo.

La imágen adjunta a este post es un wallpaper, para los fans!.

Un episodio (con subtitulos en ingles):

Debería haber un premio a la valentía después de esto que acabo de publicar! XD