Uff!, fueron 9 días muy agotadores, jornadas de trabajo de más de 12 horas diarias, fines de semana un poco relajado (solo iba en las tardes) pero aún así que me quiten dos fines de semana de descanzo y seguir chambeando entre semana es agotador… los lunes los siento como si fueran viernes… pero por fin, la FIL ha llegado a su fin.

Y me parece que no soy el único en pensar así, hoy que era el último día ya muchos stands empezaban a retirar su stock y retirarse de la feria en plena tarde, aún con mucha gente deambulando por los pasillos, así que antes de que terminara la feria me di una última vuelta y, aunque se me antojaban muchos libros (en especial uno de arte de Hans Ruedi Giger) mi economía no es lo que yo quisiera (pinche crisis), pero si me di un pequeño gusto y compré el libro de uno de mis heroes de televisión:

filosofia house

Voy a aprovechar las vacaciones de invierno para leerlo, ya que lo termine haré una reseña.

Y bueno, espero que las actualizaciones al blog vuelvan a ser más regulares, y digo espero porque empiezo mañana un curso de oratoria que durará un par de semanas.

Agregar comentario