Joel's Blog

Videojuegos, Linux, Programación, Anime, Música… y uno que otro delirio personal

Dante’s Inferno

¿Qué juego se parece a God of War, se juega como God of War, huele a God of War, pero hermano… no es God of War?

Han pasado casi 15 años desde que leí La Divina Comedia, la obra magna de Dante Alighieri en la que recorre el purgatorio, el infierno y el cielo guiado por Virgilio; y a pesar que recuerdo vagamente la historia de lo que si estoy seguro es que poco o nada tiene que ver con la polémica producción de Visceral Games (conocidos principalmente por el juego Dead Space): Dante’s Inferno.

Durante las cortas vacaciones del festejo del Bicentenario en mi país un amigo tuvo la amabilidad de prestarme este juego en su versión para PS3, ya había descargado la demostración que ofrecen en PSN y no había logrado captar mi atención, pero haber jugado la versión completa del juego hizo cambiar mi opinión.

En el juego tomas el control de Dante (“curiosamente” el mismo nombre que el escritor de la obra, que de guerrero no tenía ni un pelo), un veterano de la tercera cruzada que, al volver a casa de las cruzadas encuentra a su amada esposa Beatris y a su padre asesinados, el alma de Beatris es reclamada por Lucifer y llevada al infierno injustamente, esto en pago los pecados que Dante ha cometido. Dante entonces deberá recorrer los 9 círculos del infierno (Limbo, Lujuria, Gula, Codicia, Ira, Mentira, Avaricia, Herejía y Traición) para recuperar el alma de su amada y que pueda disfrutar de la eternidad en el paraíso.

Los gráficos del videojuego son espectaculares, me atrevo a decir que son incluso mejores que los vistos en God of War III, los escenarios son un lujo visual, los enemigos están muy bien modelados, animados y texturizados, la variedad es algo pobre, pero cumple con su cometido. Aunque el juego tiene menos definición (corre a 720p en comparación con los 1080i de God of War III) el trabajo artístico destaca mucho, las texturas, los efectos de luz, el bump mapping, pixel shader… todo esta bellamente orquestado, todo un placer visual durante todos los rincones de los escenarios. La música no es tan melódica y agradable como en God of War que, aunque suena muy similar en cuanto el estilo, no es tan melódica y agradable, en pocas palabras: me gusta más el OST de God of War 3.

Como mencionaba al principio, la jugabilidad recuerda mucho a God of War, por lo que es inevitable hacer la comparación con este. Durante el juego combates únicamente un arma: la Oz que le quitas a la mismisima muerte, aunque también tienes una cruz sagrada, propiedad de Beatris que te permite hacer una especie de magia. Conforme avanzas en el juego vas adquiriendo puntos para mejorar tus habilidades, pudendo ejecutar combos más largos, magias más fuertes y resistir a más ataques, también hablando con Virgilio o repartidos por algunos rincones de los escenarios encontrarás reliquias que le darán diferentes habilidades a Dante para hacer más efectivos los ataques contra las hordas infernales que le impiden llegar a su objetivo.

El juego resultó ser muy bueno para mi gusto, aunque hubiera cambiado unas cuantas cosas, sentí exagerada la cantidad de violencia (Dante quiere despedazar a todo aquel que se ponga en su camino con una rabia enfermiza), los gordos resultaron ser demasiado repugnantes con su vómito y flatulencias, y ni que decir cuando salen las mujeres en el círculo de la lujuria que te vuelven un verdadero misógino por ser tan difíciles de derrotar. Cleopatra ni se diga… eso de sacar enemigos de sus pezones me pareció muy fuera de lugar. En el purgatorio los bebes de niños no bautizados despiertan un sentimiento encontrado al ver que son unos bebes los que te están atacando… bueno, pero me imagino que eso fue lo que pretendieron lograr los chicos de Visceral Games.

En resumidas cuentas me gustó mucho el juego, lo terminé en 5 días con un 71% de trofeos, no es que el juego sea corto, pero no tenía mucho que hacer durante esos días 🙂

ps3

Me imagino que Dante Alighieri se ha de estar retorciendo en su tumba por lo que hicieron con su obra… pero bueno, el juego tomó “inspiración” solamente, no es que sea una copia fiel al libro. Recalcando que de malo no tiene nada el juego.