Joel's Blog

Videojuegos, Linux, Programación, Anime, Música… y uno que otro delirio personal

Super Mario Bros: La película (1993)

Esto si es comenzar con el pie izquierdo!.

Gracias al popular éxito que tenía esta saga de videjuegos alrededor del mundo (y especialmente en USA) Nintendo vio la oportunidad de hacer más billetes usando de pretexto a la mascota de la compañía, fue así que entre 1989 y 1991 hizo una serie animada de televisión (que hasta eso no apestaba del todo) con un total de 65 episodios (52 de Mario y 13 de Zelda) con un luchador de la WWF como protagonista del show.

Y bueno… ¿a quién le sobra el dinero? así que se les ocurrió la brillante idea de hacer La Película.

¿Qué tan complicado puede ser llevar al cine la historia de un par de plomeros italianos que viven en un mundo de tuberías gigantes habitado por hongos vivientes e infestado de feroces tortugas, malvados hongos venenosos y amenazado por una tortuga-dragón que suele secuestrar una y otra vez a la única habitante humana del reino (princess peach)?

Creo que mucho… así que mejor decidieron inventarse una historia que poco o nada tenía que ver con el videojuego y trama original:

Mario y Luigi son dos italianos que viven en Brooklyn, New York, una ciudad controlada por la mafiosa compañia de construcción Scapelli quienes se están quedando sin empleo debido a esta compañía. Tras una cita que tiene Luigi con su novia descubren el plan que tiene la compañía Scapelli para inundar la ciudad, es aquí cuando intervienen nuestro héroes, pero camino a rescatar a la novia de Luigi entran a un mundo paralelo donde criaturas evolucionadas de dinosaurios trabajan para el malévolo rey Koopa quién está buscando una roca mágica (del meteorito que acabó con los dinosaurios en la tierra hace 65 millones de años, separando nuestro universo en dos) para unir ambos universos y poder reinar en ellos.

¿Suena bien? ¡Se pone mejor!

Resulta que logra unir ambos universos, conocen a Yoshi (un mini-dinosaurio amarillo), Daisy (la novia de Luigi) descubre que es la princesa del reino, Mario y Luigi consiguen unas botas especiales y sus respectivos overoles (rojo y verde, esto si: tal como el videojuego) el director de la compañía Scapelli es transformado en un primate, Luigi y Daisy logran separar los universos… y bueno, mejor no les arruino el gran final (a ver quién de ustedes tiene las agallas, jajajaja).

Y es que, después de que Super Mario Bros. fuera la primera película basa en videojuegos comenzaron a seguirle el paso otras más se subieron al tren (Double Dragon, Street Fighter, Doom, BloodRayne, Prince of Persia, Resident Evil, Silent Hill…) y la verdad es que no ha habido una sola película basa en videojuegos que, en mi humilde opinión, pueda catalogar como recomendable.

Algo divertido es que el final de la película ocurre un evento que desataría una secuela… no puedo ni imaginarme quién demonios querría hacer una secuela de algo taaaan absurdo. Mario y Luigi pertenecen a los videojuegos, no a Hollywood… aunque pensando un poco más las cosas, ningún videojuego debería ser tocado por estos cretinos asesinos de argumentos “videojueguiles”.

“Esto no es un juego” …no, realmente no O_o