Joel's Blog

Videojuegos, Linux, Programación, Anime, Música… y uno que otro delirio personal

Chiste: La secadora de pelo

Una distinguida y joven mujer que viene en un avión desde Suiza le pregunta a un padre (de iglesia) que esta a un lado:

“Padre, ¿podría pedirle un favor?”

“Por supuesto hija, ¿qué puedo hacer por ti?” -responde el padre-

“Bueno, compré una muy cara secadora de pelo para el cumpleaños de mi madre. La secadora viene en su empaque y sobrepasa el límite de precio que permiten en la aduana; temo que me la vayan a confiscar. ¿Habría manera de que pudiera pasarla por mi? …bajo su sotana quizá”.

“Estoy dispuesto a ayudarte hija, pero te advierto algo: no voy a mentir”.

“Con esa cara de honestidad padre, nadie va a dudar de usted”.

Cuando se aproximan al área de aduana, ella deja que el padre pase antes, entonces el oficial pregunta:

“¿Algo que declarar padre?”

“De la cabeza a la cintura, no tengo nada que declarar.”

Al oficial le extrañó la peculiar respuesta, así que preguntó:

“¿Y que tiene que declarar de la cintura al suelo?”.

El padre respondió:

“Tengo un instrumento maravilloso, diseñado para ser usado en una mujer, pero que, hasta la fecha, no lo ha hecho”.

Muriéndose de la risa el oficial le responde:

“Puede pasar padre. ¡Siguiente!”.

traducción personal, chiste tomado de Joke2Tell